Primera parte: recorriendo Moscú, antes del transmongoliano

Nuestro viaje por el tren transmongoliano en 2017

Punto de partida: Moscú, Rusia

Aeroflot, esperando para embarcar.

Después de varios años de planear lo que sería el viaje más largo que haríamos por Rusia, Mongolia y China, llevamos a cabo ese sueño de realizar la ruta del tren transmongoliano descubriendo territorios rurales, tierras lejanas y, sobre todo, chocándonos durante más de un mes con idiomas que nos eran muy lejanos.

Planeamos con tiempo, no demasiado porque fuimos en temporada baja (abril-mayo), los lugares que queríamos visitar y en qué ciudades bajaríamos durante el recorrido en tren. Luego de leer libros, notas en blogs, averiguar e indagar por todos los lugares que pudimos, elegimos por nuestros gustos qué visitar, y también calculando el tiempo de viaje en tren hasta cada lugar. Nuestro recorrido fue:

Rusia: – Moscú (partida) – Ekaterimburgo – Novosibirsk – Irkutsk – Ulan-Ude

Mongolia: – Ulan-Bator – Zona rural y Desierto de Gobi

China: – Beijing (final)

Regreso a Buenos Aires vía Roma con parada en Firenze.

Todo comenzó en Madrid

Luego de un largo vuelo desde Buenos Aires llegamos a Madrid, España, listos para comenzar la travesía.  Tomamos un vuelo nocturno de Aeroflot con destino a Moscú: es la aerolínea nacional rusa, muy cómoda y segura. https://m.aeroflot.ru/ru-en

Fue una larga noche, ya que veníamos con el cambio horario desde Argentina y sin darnos cuenta llegamos a Rusia habiéndonos salteado toda una noche de sueño. La emoción al pisar el aeropuerto de Moscú y encarar el frío helado de la madrugada, aún sin asomar el sol, fue tal que no nos importó lo cansados que estábamos como para seguir de largo.

Mientras amanecía y terminábamos los trámites en el aeropuerto, tomamos un Uber con destino al centro de Moscú. En el aeropuerto hay wifi gratuito para poder conectarte y buscar este tipo de servicios.

Me prestaron este gorro para el viaje, y aunque no fue cómodo llevarlo de un lado a otro, me dispuse a usarlo todo el tiempo posible para no tener que cargarlo encima.
En la puerta, lado exterior, del Aeropuerto Internacional de Moscú-Sheremétievo SVO.

Cómo ir del Aeropuerto SVO a la ciudad

El Aeropuerto Internacional Sheremétievo – SVO – se encuentra a unos 35 km del centro de Moscú, al noroeste del centro de la ciudad. Para llegar podes manejarte tanto en transporte público, como en taxi y uber.

Para ir en taxi: se toma ahí mismo en la salida del aeropuerto, pero presta atención, hay mucha gente esperando para agarrar y llevar gente en taxis no oficiales, y que son más caros. Te recomendamos llevar en una hoja escrito el nombre del hotel y la calle en ruso, para no perderte y lograr que el taxi te lleve a destino. El precio puede variar entre 2000 a 3000 rublos, según la agencia de taxi y el vehículo. Lo ideal si vas a elegir el taxi es reservar uno con antelación, por ejemplo, con esta agencia: https://kiwitaxi.com/en

Para tener una idea: 100 Rublos son 1,50 dólares.
Al cambio del 2019 y aproximado.

Para ir en Uber: solo debes colocar bien la ubicación en la app. Nosotros viajamos así y fue lo más cómodo, sobre todo cuando recién llegas a este país y no sabes su idioma. Debes tener en cuenta que tanto los taxis como los ubers son amarillos, así que mira bien la patente de tu auto asignado antes de subir. Uber funciona súper bien en Rusia.

Para ir en transporte público hasta la Plaza Roja hay que dirigirse hacia la Terminal D del Aeropuerto y tomar el bus 949 que se dirige hacia Belomorskaya Station. Desde aquí podrás tomar la línea 2 de metro que llega hasta las inmediaciones de la Plaza Roja: estación Teatralnaya.

El aeropuerto cuenta con un servicio gratuito de traslado entre terminales, y de varias líneas de buses que te acercan a distintos puntos de la ciudad. Todo depende de a dónde te dirijas desde allí. Recomendamos buscar en la app de google maps el recorrido desde el Aeropuerto hasta tu hospedaje para ver cuál te conviene (no olvides bajarte los mapas de las ciudades que vas a visitar antes de partir), las líneas son:

  • Empresa Planernaya: líneas 817 y 948.
  • Empresa de buses Leninskiy prospect: bus H1.
  • Empresa Rechnoy Vokzal: líneas 949 y 851.

Otra opción es viajar con el Aeroexpress, un tren que conecta el aeropuerto con varias estaciones de metro. Este servicio está en todos los aeropuertos de Moscú (Domodedovo y Vnukovo). La tarifa suele costar 420R cada trayecto, podes reservarlo online con descuento, ya que en las máquinas del Aeropuerto sale más caro. Aquí les dejamos la página oficial para reservar en caso de que decidan utilizarlo: https://aeroexpress.ru/en/

Dormir en Moscú

Los hoteles en Rusia no son muy económicos sin importar el tipo de estrellas o comodidades que tenga, más aún si está en las inmediaciones de la Plaza Roja. Nosotros conseguimos a un precio de 30 euros por persona el hotel Kitay-Gorod, que está re bien ubicado, a metros de la Plaza Roja y bien comunicado para moverte en buses y metro.

Hotel Kitay-Gorod: ubicado en el barrio homónimo, uno de los más antiguos de la ciudad y de gran afluencia comercial. Cuenta con habitaciones confortables para viajeros y un buen desayuno! Se encuentra en una zona animada y de fácil acceso a la Plaza Roja. 

Comienzos…

Como cuando llegamos nuestra habitación no estaba lista, salimos a dar nuestros primeros pasos por Rusia con la poca ropa que pudimos sacar sin desarmar mucho las mochilas y una cara de sueño que quedaba petrificada con el frío.  Enseguida recordamos que al año entrante dicha ciudad sería sede del Mundial de Fútbol 2018, por lo que era de notar que muchas calles y estadios estaban en construcción o reparación.

Listos para la primera caminata con frío y por una nueva ciudad en nuestra historia de viajes. Esto es en la puerta del hotel.

Moscú, una ciudad en colores

Primeros días en Moscú

En este primer día como estábamos muy cansados para alejarnos del centro, recorrimos la Plaza Roja y sus alrededores solo desde afuera para tener un primer acercamiento y probar algunas comidas locales. Nuestra estadía en Moscú fue bastante relajada, sobre todo porque teníamos muchos días allí y queríamos, además, descansar antes de subir por más de 20 días al tren y estar en movimiento constante. Es por esto que pueden realizar el mismo recorrido de forma más rápida y en menos días si quisieran.

Plaza Roja y alrededores

La Plaza Roja es una enorme zona (una superficie de 23 mil metros cuadrados aprox.) con muchos edificios e iglesias importantes en sus laterales y alrededores. Esta Plaza fue declarada Patrimonio de la Humanidad, en conjunto con el Kremlin, en el año 1990. 

Esta plaza es el corazón de la ciudad y desde donde se organizan la mayoría de las actividades públicas y turísticas. Además, es el kilómetro cero, desde donde todo comienza para Rusia.

La plaza se encuentra entre la zona comercial del barrio Kitay-Gorod y el Kremlin.

Es sin dudas una de las más grandes del mundo. La plaza, como muchas en los antiguos burgos, sirvió de mercado, para recreación y hasta para servicios reales. Lo que es increíble es que en ruso su nombre significa “Plaza Bonita”, por lo que desde el comienzo descubrimos que esta plaza es un sitio nuevo y que nunca hubiésemos imaginado tan grande.


La puerta de la Resurrección y el kilómetro cero de Rusia.

Recorrido 360 grados en palabras:

En la plaza se encuentra el Mausoleo de Lenín, un lado de las murallas del Kremlin, y varios monumentos nacionales.

Por la otra cara de la plaza verás las Galerías GUM, la Catedral de San Basilio, la Catedral de Nuestra Sra. de Kazán (reconstruida completamente) y el Museo Estatal de la Historia de Rusia.

Catedral de San Basilio.

Sobre la Catedral de San Basilio: quizá sea el sitio más fotografiado de la Plaza Roja y por qué no, de todo Moscú. Llama la atención por sus cúpulas irregulares y sus amplia gama de colores fuertes. Nosotros no ingresamos, pero podes hacerlo de 11 a 19 hs abonando una entrada de 250 Rublos. Esta Basílica fue enviada a construir por Iván El terrible entre 1555 y 1561. Recibe el nombre de Basilio porque en 1588 se agregó una cúpula sobre la tumba del Santo homónimo, tradición ortodoxa la de construir sobre tumbas, y por eso pasó a llamarse así.

En frente de la Catedral se encuentran las estatuas de Kuzma Minin y Pozharski, quienes liberaron al Kremlin de la ocupación polaca en 1612. Un poco más adelante encontrarás el patíbulo de Iván el Terrible, que es originalmente un espacio dedicado a ceremonias públicas.

Visitar la tumba del soldado desconocido:  frente al Kremlin, en la Plaza Roja, figura este emblema conmemorativo a los soldados caídos durante la Segunda Guerra Mundial. Generalmente, y cada una hora, se produce un cambio de guardia por los soldados que custodian la tumba y la llama eterna, motivo que hace que la gente se reúna para ver este ritual militar.

Visítala de noche, la magia de este país se vuelve realidad.
Museo Estatal de la Historia de Rusia en la Plaza Roja.

Sobre el Museo de Historia: Se destaca por su color y su imponente fachada. Dentro: documentos y objetos de la historia rusa de sus principios al presente. Para reservar tu ticket podes entrar en http://en.shm.ru/museum/gim/ y ver las opciones combinables con las iglesias de la Plaza Roja.

Despertares y tour a pie por la ciudad

Una vez que dormimos y empezamos a entrar en el cambio horario de Rusia (desde Buenos Aires son 6 horas más) salimos a recorrer la ciudad desde otro lado. Este segundo días realizamos un FREE WALKING TOUR con el equipo de @tourgratismoscu

TOUR A PIE: En este recorrido visitamos principalmente el centro antiguo, y nos dieron un buen panorama histórico, sobre todo de cuáles fueron las finalidades de esta plaza y cómo fueron cambiando sus edificios, sus funciones y ambientes durante la historia de Rusia.

Los lugares que se visitan en este tour por fuera, caminando y en español son:

  • Teatro Bolshoi y Hotel Metropol.
  • Todo lo que sigue está en la Plaza Roja o en sus laterales: la puerta de la Resurrección; Patíbulo de Iván El terrible; Catedral de San Basilio; Galerías GUM; Iglesia de Kazán; el Kremlin; Jardines de Alexander (ideal para pasear y hacer picnic en días lindos); Museo Estatal de Historia; y se visita la tumba del soldado desconocido.
  • Catedral de Cristo Salvador: cerca del Kremlin y el Río Moscova.

Para horarios, según temporada y punto de encuentro, te recomendamos visitar la página oficial de los tours. En época de nevadas algunos horarios y encuentros pueden sufrir modificaciones.

De comidas locales

Almuerzo soviético.

Al finalizar el tour nos recomendaron algunos sitios para disfrutar de un verdadero almuerzo soviético, entre dos opciones que son Cheburéchnaia o Varenichnaia. Elegimos y comimos en el primero.

Allí probamos el borsch, de origen ucraniano (es una sopa de verduras que se sirve generalmente en tazas grandes y contiene remolacha, crema y a veces algún tipo de carne); ensaladas y el pelmeni: un tipo de pasta rellena de carne de cerdo, vaca y cordero. Y las típicas empanadas fritas de carne de cordero y cebolla llamadas chebureki: es una empanada grandota hecha con una masa que se dobla en forma de medialuna.

Si sos vegetariano/a como Lau, no te aflijas, si bien la cocina rusa puede tener mucha carne, sobre todo los platos típicos, hay gran variedad de sopas, ensaladas y platos de vegetales exquisitos. Todo es cuestión de buscar y no caer ante la barrera del idioma.

Galerías Gum: el reino del helado en pleno invierno

Durante aquella primera tarde también paseamos por las famosas Galerías GUM (Glavnye Universalnye Magazíny), antiguas y lujosas. Comprar aquí no es económico, pero los stands de heladería son geniales y a buen precio. En Rusia se toma helado todo el año, aún con frío!

Las Galerías se crearon durante la era soviética y funcionaron, como su nombre lo indica, como grandes almacenes, luego fueron utilizadas para depósito y también como oficinas estatales. Con su privatización se volvió una galería de marcas exclusivas, pero su arquitectura hace de este sitio un lugar único para visitar. 

Dentro de las galerías.

Shopping subterráneo

Muy cerca de la Plaza Roja se encuentra el shopping subterráneo más inmenso que vimos en un viaje. Se llama Okhotny Ryad y tiene tiendas y lugares para comer. Por su acceso directo al metro y a la plaza logra que muchos turistas se atrincheren aquí ante el frío, y pues sí, para hacer algunas compritas viajeras.

El metro de Moscú

No podemos escribir sobre Rusia y no pensar en el metro. Este es conocido como “El Palacio del Pueblo” y para nosotros también unos museos dentro de la ciudad. Las estaciones son increíbles por sus detalles decorativos e inmensidad. Su construcción fue en la época comunista pre-guerra y post Segunda Guerra Mundial. Es uno de los más grandes del mundo y que transporta mayor afluencia de gente. Ingresar a sus profundidades, de las más profundas que existen, es viajar en el tiempo, es entrar a una galería de arte: tienen pinturas, estatuas, farolas antiguas, vitraux, trabajos de orfebrería y en cerámica, un gran arte decorativo. Recomendamos pasarse horas subiendo y bajando en distintas estaciones para descubrir de lo que estamos hablando.

Las escaleras son tan largas que lleva varios minutos descender/ascender.


Transporte en Moscú y qué estaciones visitar:

  • Tarjeta “TROIKA”: con esta tarjeta se puede utilizar cualquier medio de transporte público en Moscú: metro, buses, trolebus y tranvías.
  • Se compran en el metro o en kioskos, tipo tabaquerías. También las venden en las tiendas Svyaznoy (venden electrónica y sims), y en las máquinas automáticas de Mosgotrans.
  • Tiene un costo de 50R, a modo de depósito, que si la devolvés cuando terminas el viaje te devuelven el dinero. Recomendamos llevarla de recuerdo, además ya la tendrás para cuando regreses a Rusia. Uno nunca sabe!
  • La tarjeta se recarga en estaciones de metro, máquinas de tickets, y en locales de venta de sims.
  • La tarifa para un viaje en metro es de 32 Rublos, pero hay un servicio de 90 minutos a 49 Rublos, dentro del que podes utilizar todos los transportes a ese valor.
  • La tarjeta calcula automáticamente cuál es el menor costo para tu viaje, combinando este tipo de promociones.
  • También podes abonar el servicio de alquiler de bicis públicas con esta tarjeta.
  • Las líneas de metro se dividen por colores, parece difícil, pero es muy fácil de utilizar si te guías de esta forma y no conoces el idioma.
  • Hay tours que te llevan por las estaciones de metro más hermosas. Nosotros recomendamos recorrerlas por tu cuenta, para poder apreciar la vida diaria de los rusos.
En Ploshchad Revolyutsii.

Entre las estaciones de metro más bellas, en las que te recomendamos bajar y dar un paseo, mientras esperas que venga el tren siguiente, son:  

  • Kievskaya, de la línea 3 circular.
  • Aviamotornaya, línea 8.
  • Ploshchad Revolyutsii, línea 3 circular .
  • Novoslobodskaya, línea 5.
  • Belorruskaya, línea 2.
Estación Novoslobodskaya.
Estación Kievskaya.

Acompáñanos por el final de este gran
recorrido por Moscú: Segunda parte y nos vamos al tren!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *