Muralla China Trip

Lo más esperado llegó a nuestro recorrido. Si todavía no leíste la Primera y Segunda Parte te invitamos a hacerlo, aquí te contamos cómo visitar la muralla China y cómo hacerlo completamente por tu cuenta como hemos hecho nosotros.

La muralla, así como la conocemos, debajo de mil mitos de su grandeza y misterios de construcción, no se construyó toda como una unidad, sino que se ideó como una fortaleza que uniría partes de murallas ya existentes. La fortaleza concebida como tal desde la dinastía de Shih Huang (Siglo V aC) abarca unos 6200 kms. que comienzan en Jiayuguan en Gansu y terminan en el Mar de Bahía en Shanhaiguan.

Si se incluye su extensión hasta Corea y Mongolia mide más de 21.000 km de largo. Su finalidad fue la de proteger a China de las invasiones extranjeras, sobre todo de Mongolia y Manchuria. Muchas secciones de la muralla se están reparando aún, trabajo que comenzó en la Edad Moderna, ya que muchas de sus partes siguen derrumbándose y cayendo por las montañas. La muralla, como sitio de protección, tiene en su extensión dos lados como fuertes y en el centro escaleras que ascienden y descienden amoldándose al terreno montañoso. Además, en las uniones hay puestos de guardia con ventanas y habitaciones para vigilar.


Recomendaciones para visitarla

  • Lleva zapatillas cómodas, agua, gorro y lentes de sol.
  • De ser necesario lleva protector solar y prepárate para la horda de vendedores de souvenirs y de turistas.
  • Podes también visitarla con algún tour pago de un día, pero nosotros hicimos todo por nuestra cuenta ya que puedes llegar fácilmente en transporte público o compartiendo taxis con otras personas.

Las 5 zonas por las que se puede acceder a la muralla

Badaling: a 72 km de Beijing se encuentra esta sección que fue restaurada por completo en 1980, quedando menos provista de autenticidad. Tiene un teleférico para subir, un museo y un teatro. Es una zona bastante concurrida y no tiene grandes vistas.

Mutianyu: 99 km al noreste de Beijing se encuentra esta sección de 2250 mts para recorrer. Tiene vistas abiertas y sobre todo hacia el oeste del recorrido varias torres de guardia de la dinastía Ming. Nosotros visitamos esta parte, tomamos el bus 916 desde la ciudad y luego, desde el International Conference Center, un minibus a Mutianyu. Desde allí compartimos un taxi con unos españoles para llegar hasta la entrada.

Una vez que se llega al ingreso hay que comprar la entrada y elegir las formas para subir y descender. A menos que decidas hacer todo caminando, lo cual te llevará unas horas más, podes subir y descender de varias maneras: teleférico, sillas, caminando, descender con un sistema parecido al culopatín, etc.

Sillas para el ascenso.
Una de las vistas desde arriba.

Simatai y Jingshanling: a 108 km al noreste de Beijing. Esta es la zona más pintoresca, con unas 24 torres de control, grandes subidas y más laberíntica que otras, ya que estos obstáculos sirvieron para defenderse de enemigos que ya habían logrado ingresar a la frontera. En Jinshanling es posible acampar.

Huanghuachen: esta zona de la muralla es conocida como la más bella de todas y está completamente preservada, aunque no recibe casi visitas. Está rodeada por un lago y en verano se llena de flores que contrastan con las piedras del muro. Desde aquí también podrás ver torres y amplios pasadizos.

La alegría de estar ahí.

Generalidades

Todos los ingresos tienen un costo que varían de entre 30 a 50Y por persona, con descuento para estudiantes (con credencial), y luego, según cómo elijas subir: todo caminando, en teleférico, en bus y sillas, etc., suele tener un precio adicional que ronda los 60/80Y. En total te saldrá unos 25 dólares por persona.

Te recomendamos visitar la muralla por tu cuenta y darte tiempo para caminar y tomar conciencia de que has llegado hasta allí. Para acceder a cualquiera de estas entradas es posible viajar en transporte público. Las zonas suelen abrir diariamente de 7am hasta las 18 hs., pero es recomendable consultar al entrar, por las dudas, así bajas con tiempo.

Relájate. Estás frente a una de las maravillas del mundo moderno. Para nosotros llegar hasta acá fue finalizar un gran viaje por todo el tren Transmongoliano, y el recorrido y primeros pasos juntos en Asia. La muralla es tan grande que te podes quedar el tiempo que quieras para recorrerla y dedicarle un tiempo a esta sorprendente construcción humana.

Nuestro recorrido por el Transmongoliano terminaba con este paseo por Beijing, pero al volver, decidimos hacerlo con un vuelo hacia Roma, Italia, y luego desde allá a Buenos Aires. En unos días te contaremos nuestro paseo por Firenze y Roma. Gracias por habernos leído y recorrido con nosotros, una forma de viajar online, todo nuestro viaje y aventura por Rusia, Mongolia y China.


Un comentario en “Muralla China Trip

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *