A la usanza turca: algunos tips para viajar por Turquía

Fotos de nuestro paso por Cappadocia y Pamukkale.

Mientras viajábamos por Turquía comenzamos a anotar en un cuaderno aquellas cosas que nos llamaban la atención y que creíamos que con el tiempo íbamos a olvidar. Este post son apuntes de tips para viajar por Turquía por primera vez y también un ping pong de cositas que nos parecieron interesantes para contar:

Internet y comunicaciones

Existen varias compañías que te venden chip con datos y minutos para usar por todo Turquía. Las más conocidas son Turkcell, Turk Telekom y Vodafone. Nos habían recomendado comprar con Turk Telekom, pero en el aeropuerto su oficina estaba cerrada, y terminamos comprando el de Turkcell. Nos anduvo perfecto. Te venden un chip con número de línea turca, viene con un pack de datos y minutos de llamada. Tener un número turco te sirve para aprovechar también descuentos en farmacias y supermercados, como si fueras local. Para contratarlo solo te piden el pasaporte y firmar unos papeles en la oficina.

Está bueno, si necesitas de entrada moverte con internet, comprar la sim en el Aeropuerto, porque en el IST no hay wifi gratis. Para tener wifi necesitas corroborar tu usuario y para eso te piden enviarte un sms a una línea activa, o sea, o tener una línea turca ya comprada con sim o haber activado el roaming. Ojo con esto, es mejor comprar la sim a gastar una fortuna de roaming.

Seguro de viaje

Siempre conviene viajar con seguro de viaje, lo recomendamos también en esta ocasión. Asegurate que tu prepaga o el seguro que contrates cubra el mínimo de gastos que exige la Unión Europea (35mil euros). Si haces deportes de riesgo o aventura, algo que es bastante común en algunos puntos de Turquía, chequeá que las empresas sean seguras y con trayectoria.

Una de las calles de Alacati, Provincia de Esmirna.

Cómo y qué dinero llevar

Nos resultó más práctico ir con efectivo por todo Turquía, si bien tienen la mayoría de los lugares posnet para pagar con tarjeta. En algunos sitios, pagar en efectivo, sobre todo en compras, te permite regatear más fácil.

Si vas a cambiar euros o dólar exigí que te cobren a lo que figura oficialmente el cambio. Turquía en este sentido nos resultó muy parecido a Argentina, en donde el dólar cambia de valor diariamente. Después de Turquía, seguimos nosotros en niveles altos de inflación, nada de lo que sentirnos orgullosos. Por otro lado, los cajeros con tarjetas argentinas funcionan de diez y está bueno ir mirando a cuánto te toma el cambio y las comisiones al momento de extraer, para así volver al cajero que menos te haya cobrado. Los cajeros perciben cuando las tarjetas son extranjeras y te dan la posibilidad de elegir el idioma para hacer la transacción, en este sentido nada de que preocuparse.

Transporte turco

Izmir, Estambul y Cappadocia están bien comunicadas con vuelos de varias líneas y también low cost, pero, en todo nuestro recorrido interno nos manejamos en bus. Las empresas son excelentes, siendo el servicio similar al de un vuelo de cabotaje, pero en tierra. En todos los viajes había un auxiliar que te ofrecía agua, en algunos también un alfajor.

En el Aeropuerto Esmirna Adnan Menderes, Izmir.

Los buses hacen varias paradas y si toca viaje en momento de almuerzo o cena frenan en algún resto de ruta para que puedas comer. Algunos buses también tenían wifi y pantallita con entretenimiento, solo tenes que tener auriculares. Además, algo que no hemos dicho: son baratos y re puntuales.

Los vuelos de Turkish Airlines y Omán Airlines suelen compartir códigos de venta de vuelos, es por eso que al comprar un ticket te puede tocar subir a un avión de cualquiera de estas dos líneas.

Si volar en globo fuese un medio de transporte también lo hubiésemos usado!

Mini buses o las famosas «chapas»

Fuera de Estambul es posible moverse por todo Turquía en buses oficiales para largas distancias o las famosas chapas o mini buses, que son combis que hacen de colectivo público con tarifa fija. Son económicas y te venden el ticket una vez que subiste. Quizá lo más complicado de este servicio sea localizar las paradas que no siempre están bien señalizadas. Este servicio trata de cubrir aquellas conexiones o rutas que los buses más grandes no hacen. Sobre todo entre estaciones grandes, o entre los pueblos. El taxi suele ser el transporte más caro. Consultá al subir el costo, lo respetarán.

Costumbres

Nos tocó estar en Turquía en Ramadán este año, por lo que fue una fiesta diaria. En Ramadán los musulmanes hacen ayuno por un mes durante todo el día, pero también lo rompen diariamente al anochecer. Para esto, se juntan en las calles y en lugares públicos a comer para festejar todos juntos. En algunos lugares es más festivo y expuesto, y en otros es más bien íntimo y no lo verás tanto. Por ejemplo, en la costa vimos pocos rompiendo el ayuno en las calles, también menos musulmanes, pero en Estambul lo vimos todos los días. El primer día del Ramadán, que coincidió con nuestra llegada, hubo un gran show en la Plaza de Sultanahmet y al anochecer grandes estruendos antes de romper el ayuno.

El Ramadán es un ayuno islámico, orientado por las inscripciones del Corán, que cae todo noveno mes del calendario lunar. Por eso es que cada año toca diferente.

Llamado a rezar

Vas a notar que cinco veces al día el muecín realiza, a través de los miraretes de las mezquitas, que hoy en día tienen parlantes, el llamado a la oración, llamado el salah. Este llamado es uno de los cinco pilares del islam, siendo los otros la profesión de la fe o testimonio en el islam; el ayuno en Ramadán; el pago anual del 2,5% de los ahorros o bienes adquiridos a los sectores más pobres; y la peregrinación a la Meca una vez en la vida.

El llamado se da en cinco momentos del día que se rigen por el movimiento solar y coincide con el amanecer, el mediodía, el atardecer y la noche. Durante el llamado, los musulmanes ingresarán a las mezquitas, previo lavado de pies, manos y cara, en las fuentes externas para rezar. Permanecen un tiempo de pie en línea, todos juntos, y de a poco hacen también flexiones corporales hacia la Kabaa.

Lo que nosotros escuchamos por los miraretes es este llamado diario, que se pronuncia en árabe y se va alternando entre las mezquitas más cercanas a modo de repetición, aviso y canto.

Ropa

En invierno hace un frío soportable, pero no extremo con nieve. Durante el verano la cosa sube un poco más, así que es mejor viajar con ropa suelta y liviana. A la noche refresca siempre, por lo que un abrigo no está de más. Si vas en verano llevá protector solar y cuidados personales para el sol.

Idioma

Se maneja poco y básico del inglés, pero si no hay nadie que sepa, en seguida vendrá alguien que de alguna manera te ayudará. Son muy serviciales y están atentos a todo servicio turístico posible de vender y siempre, claro, hay que estar atentos al regateo.

  • Durante el camino aprendimos algunas palabras en turco y eso en general gusta a los habitantes de cada lugar. Ayuda a generar una mayor interacción, aunque no estés ni por cerca hablando su idioma.
  • Si tu plan es hacer autostop por Turquía, saber algunas palabras para presentarte y consultar cosas básicas es un buen comienzo.
  • En Turquía si te pones a charlar te preguntarán siempre, como suele suceder, de dónde sos, y si sos de Argentina van a largar una lista de términos a los que nos asocian, como: Messi, el burrito Ortega, Maradona, el turco Menem, Néstor Kirchner y las Cataratas.
  • Palabras que aprendimos algunas con intención, otras simplemente por llamarnos la atención:

Günaydın: buenos días.
Perón: plataforma.
Bakim Kremi: baño de crema/crema de enjuague.
Ta bon: está bien.

Nunca inpan en Üsküdar.

Al sentarte a comer

Vas a notar que en un resto turco te sacan el plato con rapidez, y te traen siempre toallitas para limpiarte las manos. Al principio no sabíamos bien si valía la pena usarlas, pero con el correr de los días nos resultaron de lo más prácticas. En algunos lugares también te pueden cobrar el pan y una especie de entrada fija. Si no estás seguro de lo que te traen o crees que no es lo que pediste preguntá, porque sino te lo van a cobrar igual. Se suele comer rápido en todos lados, aunque comer lento y con pausa no les molestará, eso sí, no te niegues a probar tecitos turcos, son una delicia, y comer caliente con bebida caliente al fin y al cabo no combinan mal.

¿Propina? En general los lugares con cubierto y mesa, esos donde tenés mantel, suelen incluir la propina en la cuenta. Chequealo al pagar en el ticket, de no ser así la propina que se estima y se espera recibir es del 5 al 10%.

Animalaria

Te preguntarás por qué hay tantos gatos en la ciudad de Estambul. Lo cierto es que hay tantas respuestas quizá como gatos rondando por las calles, recostados en bancos, sobre ventanas y escondites. Se cree que es una cuestión religiosa, ya que el islam considera su cuidado y adoración, así como una cuestión histórica proveniente de barcos que llegaban al puerto otomano desde hace miles de años repletos de estos pequeños felinos.

En la actualidad hay una gran campaña estatal que cuida y protege los perros de la calle dándoles de comer y colocándoles un chip o etiqueta en las orejas mediante un número de identificación a partir del cual los veterinarios asignados los vacunan y controlan regularmente. Esto, sin embargo, no pasa con los gatos, que no son castrados como los perros, y se reproducen de a miles por la ciudad. La población los cuida y adora. Los turistas los fotografían. Ya se han convertido en un ingrediente más de la capital que la hace única por dónde se la mire. Un gato por aquí y por todos lados.

Seguimos viajando juntos.
Si te gustó nuestro post no dudes en dejarnos un comentario y/o consulta.

3 comentarios en “A la usanza turca: algunos tips para viajar por Turquía

  • Pingback: Más que una ciudad para volar, Cappadocia | Remove Before Flight

  • el octubre 31, 2019 a las 10:13 am
    Permalink

    Hola! y los precios en general? me gustaría leer una guía de precios o algo así, estuve buscando mucho porque me gusta tener una idea comparativa con respecto a España a ver qué me voy a encontrar hasta en los supermercados! Encontré algo así https://quieroturquia.com/precios-en-turquia/ pero no sé si está actualizada, podrías ayudarme con ello?
    saludos!

    Respuesta
    • el noviembre 2, 2019 a las 10:56 am
      Permalink

      Hola Carla! Los precios en Turquía son un poco más económicos que en Europa occidental.
      En Estambul y Cappadocia los dos puntos más turísticos del viaje, gastamos un promedio de 20/30 euros cada uno por día sin privarnos de nada. Las cenas/almuerzo promedio pueden costarte 45 liras comiendo bien y sentada. Ahora si compras en un supermercado, eso se va a menos de la mitad.
      El transporte es económico, pudiendo gastar 20 liras por día si haces varios viajes en metro, por ejemplo. En Cappadocia lo más caro es volar en globo, con un valor de 150 a 200 euros por persona.
      En promedio gastamos unos 20/30 euros por día, después la hotelería es según lo que estes dispuesta a pagar.
      Pamukkale e Izmir son ciudades más económicas aún, pero Fethiye y Alaçati son sitios muy turísticos por propios europeos y ahí ya se asemejan a los precios a Estambul.
      Saludos viajeros!

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *