Segunda parte, Moscú. Y nos vamos al tren!

Tercer día en Moscú: Museo de la Cosmonáutica

En esta tercera jornada nos decidimos por ir al Museo de la Cosmonáutica. Un sitio que conserva naves espaciales, trajes y objetos del espacio en honor a la creciente y fuerte exploración espacial soviética y rusa. En la puerta se encuentra el gran Monumento a los Conquistadores del Espacio (un cohete que se alza hacia el cielo). Este monumento fue inaugurado en 1964 en conmemoración al séptimo aniversario del lanzamiento del Sputnik.

Datos para el ingreso y llegada:

  • El museo queda en las inmediaciones de la línea 6 del metro (Kaluzhsko-Rízhskaya) de color naranja, estación VDNKh.
  • La entrada cuesta 250 Rublos por persona, las compras ahí mismo y abre todos los días de 10 a 19 hs. No abre los lunes, como en general ningún otro museo de Moscú.
  • Es un buen museo para ir con niños por los objetos, imágenes e información que proporciona el lugar. Se vuelve realmente entretenido.
El cohete en el ingreso.

Sputnik 2, 1957.
En conmemoración a la perra Laika y otras que 
han sido enviadas al espacio.
Lamentablemente, la búsqueda del dominio de la naturaleza por el hombre siempre tuvo a seres inocentes que han sufrido sus consecuencias.
Meterse en estas naves realmente es asfixiante.

Cohetes y más cohetes.

El Mercado Ismaelovo

Luego del Museo de la Cosmonáutica fuimos en metro hasta el Mercado Ismaelovo. Este mercado es especial para comprar matrioshkas y todo tipo de antigüedades, es un tipo de mercado de pulgas y su estilo arquitectónico es el de una ciudadela medieval rusa.

La comida que venden en puestos y en los restos internos solo se puede pagar en efectivo y no es muy económica. En cambio, los souvenirs sí. Luego de aquí no volvimos a ver matrioshkas al mismo valor y eran realmente baratas. Hay que aprovechar este sitio para comprar objetos no comunes (objetos soviéticos, relojes antiguos, entre otras cositas locas) y regalos de viaje.

Datos del sitio y cómo llegar:

  • No se paga entrada.
  • Bajar en la línea 3, azul: estación Patizanskaya.
  • Dentro del mercado hay varios museos, como el del pan, el del vino, vodka, etc.
  • Es mejor ir en fines de semana, cuando hay más gente.
  • Abre generalmente de 8 a 20 hs, todos los días.
  • En las afueras del mercado hay algunos locales de comida, nosotros almorzamos allí porque es más económico.


Cuarto día: Convento y Cementerio de Novodévichi


Al cuarto día en Moscú partimos a recorrer el Monasterio Novodévichi. Es un complejo de conventos muy precioso del siglo XVI, declarado Monumento de la Humanidad en 2014, pero con poco para hacer realmente. Dentro se destacan dos iglesias: la Catedral de Nuestra Señora de Smolensk y la Iglesia de la Intersección de la Puerta.

Ingreso al complejo.
Catedral de Nuestra Señora de Smolensk. 

Lo bueno de esta visita es que cerca se encuentra el Cementerio más famoso de Moscú. ¿Por qué? Porque las tumbas son realmente obras de arte y muchas poseen estatuas y relieves dedicados a la profesión del difunto. Personalidades famosas de Rusia se encuentran allí, como el escritor A. Chejov.

Un ejemplo de las tumbas.

Datos del lugar y cómo llegar:

  • El cementerio es gratuito. El Monasterio tiene una entrada que cuesta 300 R por persona. Se compra ahí mismo.
  • Abre de 9 a 17 horas todos los días.
  • Para llegar debes descender en la línea 1 (roja) del metro, estación Sportivnaya.

Pasear por la Calle Arbat y visitar la Galería estatal Tretyakov  

Al volver paseamos por la Calle Arbat, una peatonal turística y con varios negocios para comer y comprar. Tiene aprox. un kilómetro de longitud y durante esta visita verás edificios destacables, de gran trabajo arquitectónico. Es que fue durante mucho tiempo un espacio dedicado a la nobleza y en donde se asentaban personas de mucho dinero. Aprovecha aquí para probar alguna comida autóctona, comprar recuerdos y caminar.

Paseando por la peatonal.
Shake Shack sobre Arbat.

No confundir esta calle con la Nueva Arbat, justamente 
se llama así para diferenciarse de la antigua Arbat.

RECOMENDADO PARA COMER, MY-MY en Arbat. Un sitio en donde te vas sirviendo los platos, todo decorado estilo vacuno, nótese que el nombre alude a “mu mu” el sonido de la vaca. Tiene precios razonables y con posibilidad de elegir entrada, plato principal y postre.

Desde esta calle caminamos hacia la Galería Tretyakov, el museo en nuestra opinión más destacable de arte ruso en Moscú. El recorrido puede llevar entre 1 a 2 horas, según cuánto te detengas y quieras recorrer.

Puerta e ingreso a la Galería de arte.

Datos de tickets:

  • La Galería se encuentra en Lavrushinsky Lane, 119017, y abre de 10 a 18 hs de jueves a sábados, y de 10 a 21 hs de martes a domingos. Los lunes cierran todos los museos.
  • La entrada cuesta 500 R por persona, otros 500R si quieres audio-guía.
  • Podes reservar el ticket online: http://www.tretyakovgallery.ru/en

Catedral del Cristo Salvador

Antes de regresar al hotel, volvimos a visitar la Catedral de Cristo Salvador, aquella que ya habíamos visto en un paseo rápido con el tour a pie. Es la Catedral de Moscú, y encima, la más alta del mundo. Este dato lo vas a notar una vez que te pares frente a esta monumentalidad de cúpulas doradas y con altas arcadas flamígeras.

Consejos e ingreso:

  • Abre de 9 a 19 hs, y en algunos casos a las mujeres les harán cubrir el cabello y a los hombres las piernas. No hay que pagar entrada.

Quinto y sexto día. La vuelta a los clásicos, el Kremlin, y el parque Kolómenskoye

Mientras promediábamos la semana en Moscú y esperábamos la visa de Mongolia (recuerden que los argentinos ya no la necesitamos a partir de un acuerdo entre dichos países de febrero de 2018), visitamos el famoso Kremlin o ciudad fortificada. Dedica toda una mañana a pasear por este sitio porque dentro hay varios espacios para recorrer.

De frente hacia la derecha la Catedral de la Asunción, atrás la del Arcángel Miguel y bien al fondo hacia la derecha la Catedral de la Anunciación. Todo en Plaza de las Catedrales.

Dentro del complejo de edificios civiles y religiosos dimos un paseo histórico con audio-guía por varias catedrales e iglesias, así como edificios administrativos que sorprenden por su grandeza y arquitectura. Destacamos: la gran campana del zar, el Senado, la Armería (un museo único) y la Catedral del Arcángel Miguel.

Datos y tips dentro:

  • No se venden comidas ni bebidas dentro.
  • Compra la entrada online para evitar largas filas.
  • El ticket cuesta 700 Rublos para poder visitar tanto la Plaza de las Catedrales como la Armería. Vale totalmente la pena.
  • La entrada personalmente la podes comprar en la oficina que está justo en el Parque de Alejandro, al lado del Kremlin, con un ingreso cercano, y con un guardarropa para dejar las mochilas.
  • Este sitio NO ABRE LOS JUEVES. Y no, el presidente no vive aquí, solo ingresa por tareas oficiales.
  • La visita completa puede llevar entre 3 a 4 horas.


El parque Kolómenskoye, hacia el sur de Moscú

Este parque fue la antigua residencia de zares y la nobleza rusa. Dentro se pueden visitar varios museos, iglesias y una residencia de verano del zar Alekséi Mijáilovich. Es recomendable ir cuando el día esté lindo porque el sitio es muy abierto y al aire libre. Se encuentra a orillas del río Moscova. Es un sitio dedicado para descansar y ver monumentos religiosos y civiles.

Iglesia de la Ascensión.

Visitar este lugar:

  • Para llegar debes tomar la línea 2 de metro, hasta la estación Kolomenskaya.
  • Visita la página oficial del complejo para ver horarios y exposiciones temporales: http://mgomz.com/

Recorrido Final. Comienzo del transmongoliano.

El último día en Moscú aprovechamos para preparar bien la mochila, con la comida que íbamos a necesitar en las próximas 28 horas de tren y salimos a conocer la Biblioteca Estatal Rusa. Luego, volvimos a la zona del Teatro Bolshoi para pasear por la calle Tverskaya, en la que claramente no compramos nada porque es muy lujosa y con tiendas caras, pero que está bien caminarla. Antes de partir esa noche hacia el tren fuimos a conocer el parque Gorki, desde el que te ofrecen paseos en barco por el río Moscova.

Biblioteca Estatal rusa.
Una de las más grandes del mundo, con más de 40 millones de libros

y varios miles ya digitalizados.
Teatro Bolshoi. 

Sobre el Teatro: Aquí se estrenó por primera vez el Lago de los Cisnes y es un espacio destacado para la importancia que tiene el ballet y la ópera en Rusia. Podes reservar entradas con antelación y eso incluye descuentos en la página oficial: https://www.bolshoi.ru/en/

Un mercado que descubrimos al pasar.

Otras visitas

Entre otros sitios para recorrer que nosotros no hemos visitado,
pero creemos son recomendables, están:

  • El mausoleo de Lenín en la Plaza Roja.
  • Bunker 42: el Museo de la Guerra Fría.
  • Ver una ópera en la Novaya Ópera.
  • Visitar la Rusia más rural en el barrio de Sérguiev Posad.

Listado y resumen de los sitios
recomendados para comer

  • Lepim I Varim, en calle Pereulok Stoleshnikov, 9, строение 1. Los mejores dumplings de Moscú!
  • Mandarinovyy Gus’: excelente comida al peso y con variedad, queda en Petrovka Ulitsa, 17 строение 1.
  • My-My, cadena de comida más económica, comimos en el de la calle Arbat. En calle Arbat St, 45/24, стр. 1.
  • Comer en la zona de bares y cafés notables de la calle Kolomenskoe.
  • Cheburéchnaia, para probar la verdadera comida soviética. En la calle Pankrátievski 2.
Lepim I Varim.
Probando cervezas rusas.


Mandarinovyy Gus’.

A la noche cargamos las mochilas y nos fuimos hacia la estación de tren Yaroslavsky. La aventura comenzaba.

Nos vemos en Ekaterimburgo, viajerxs!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *