Novosibirsk: nueva y primera vez en Siberia

29 horas después de Ekaterimburgo llegamos
en tren a este nuevo destino.

Compartimento compartido.

Aquí les presentamos el compartimento 45/46, en el que no se compartían idiomas, pero sí las ganas de saber quién era el otro. Una niña que viajaba sola para jugar un partido de fútbol; un joven que iba a visitar a su mamá; y una familia en viaje hacia la lejana Rusia. No hablamos ni en inglés, ni en ruso. Inventamos un nuevo idioma para contar quiénes éramos. Como pudimos, como salió.

Probamos algo de sus comidas y solo uno se animó a probar el mate. Creo que no nos creyeron que no era droga, ni coca. Estaban convencidos de que tomábamos algún tipo de narcótico mágico o quizá creían, como nosotros los veíamos a ellos, que éramos humanos de tierras lejanas, pero no tan extrañas. Habíamos llegado a Nueva Siberia. 

La estación verde agua, la más inmensa de todo el TRANSMONGOLIANO.
Novosibirsk-Glavnyy, de las estaciones más bellas.
Ahí pueden ver la feria que se arma al frente durante las tardes.
En Ulitsa Shamshurina, дом 43.


Llegar a Nueva Siberia fue afrontar el viento feroz en cada esquina y a una ciudad que creció junto con este tren como muchas otras de Rusia. Novosibirsk acoge la biblioteca más grande de Siberia y una estación de tren que le hace honor a su nacimiento con un museo y la guarda de reliquias. Si tuviste la oportunidad de estar en Moscú y pensaste que su ópera es grande, aquí no te imaginas lo que es, es realmente la más grande de Rusia. La típica inmensidad edilicia de estilo ruso se ve mucho más que en edificios, y lo seguíamos comprobando por todos lados, en cada rincón, en cada gesto y soplo de cultura.

Dónde nos hospedamos y algunos datos más

Llegamos a la mañana y nos fuimos hacia el hotel que habíamos reservado unos días antes. Nos hospedamos en el Hotel N que se ubica en la calle Ulitsa Fabrichnaya, 20. El hotel está muy bien y tiene opción de servicio de desayuno. El espacio para desayunar ofrece servicio de almuerzo y cena con precios razonables.

El hotel es económico y está bien para una noche en la ciudad, tiempo que recomendamos estar. Lo único negativo es que está del otro lado de la estación, yendo no hacia el centro de la ciudad, sino alejándose. Para estar un día en Novosibirsk, tener que estar caminando tanto para ir y venir es un poco incómodo, pero superable.

Degustando unas cervezas artesanales en el hotel.

Diferencia horaria de Novosibirsk con Moscú: 4 horas más. Este dato siempre es útil para que puedas guiarte con los horarios de los pasajes, que, como ya te hemos contado en otros posteos, se basan siempre en el horario de la capital rusa.

La ciudad blanca, nuestra historia y sus lugares

Novosibirsk es la capital de Oblast, está ubicada en el centro-sur de Rusia, a orillas del río Obi, y su nombre en castellano significa Nueva ciudad de Siberia. Esta ciudad funciona como centro administrativo, económico y cultural de la gran Siberia, siendo esto lo que la destaca frente a la reina blanca que la sigue, profunda y silenciosamente.

Movilidad: Si bien caminamos todo por nuestro recorrido, la ciudad posee dos líneas de subte, las únicas dos que hay en la zona siberiana, y también tiene tranvías y líneas de buses. El precio por trayecto en transporte público ronda los 21 Rublos.

Museo del tren: calle Raz Yezdnaya Ulitsa, 54/1.
A metros de la estación.

En Nueva Siberia, con casi toda su arquitectura de estilo soviético, visitamos el Museo Histórico del Tren:sitio emblemático del lugar, porque refleja el crecimiento de esta ciudad a partir de la llegada del tren desde Rusia y hacia Asia, junto con otras líneas internas del país, que la harían fuerte en la zona, y asentarse como centro administrativo y bancario.

La entrada para el museo cuesta 150 Rublos por persona y es un sitio único, tranquilo y con pocos visitantes en general. El guía que se encargaba de todo no hablaba mucho inglés, pero hizo un gran esfuerzo por mostrarnos absolutamente cada rincón del lugar y su historia. Por contarnos cada detalle, cada anécdota y dato que nos ayudara a entender un poco más la importancia del tren para los habitantes. Importancia que sabemos que sucede y se repite en aquellas ciudades que ven su semilla con el ruido de las vías, que encuentran en ese florecimiento también el de pueblos cercanos, el de la propia ciudad en su comercio y turismo, y el fuerte de su propia historia.

Novosibirsk no existía antes de la construcción de las vías del tren que hoy atraviesa Siberia. Por eso, desde que se decidió en 1891 que el tren pasaría por aquí, la ciudad nació como hogar para los constructores. Hoy en día, su puerto y sus estaciones son las más movidas de Siberia y con gran actividad de fábricas y comercios. En el museo se pueden observar maquetas, fotografías, uniformes y objetos de trenes antiguos:

Maqueta de la antigua estación con tornavía.
Pequeños trenes y tren tipo zorra.
Antiguos dispensers del tren, fotografías y zapatitos: artesanía de la zona.
Estandartes que vestían paredes y estaciones de tren, se puede ver a Stalín y Lenín, referentes del comunismo soviético. Y lo que dice debajo se los debemos para cuando sepamos un poco más de ruso.


Por las calles.

La calle Lenín en el centro de la ciudad divide varios barrios y nos acerca a las zonas que queremos conocer. Caminando por esta gran avenida, se encuentra la Ópera y el Teatro de Novosibirsk. Además, sobre esta misma avenida se encuentran muchos sitios para comer y hacer compras como supermercados y locales.

Visitar la Catedral de Aleksander Nevsky: sin dudas es otro de los sitios destacados de la ciudad. Es una iglesia ortodoxa de estilo bizantino construida en piedra a fines del siglo XIX. Nevsky, por el nombre de uno de los líderes rusos, y, también, Alejandro, por el zar Alejandro III, quien impulsó la continuación de la línea del tren transiberiano por esta zona. La catedral se ubica en la calle Ulitsa Sovetskaya 91, y es de acceso gratuito.

Salir a comer por Novosibirsk

Para probar platos asiáticos y orientales te recomendamos almorzar en Shafran, resto ubicado a metros del Teatro y la Ópera de la ciudad. Los precios son moderados y tienen gran variedad de comidas para probar. Tiene platos vegetarianos.

Aquí nuestra sopa de verduras con fideos y la cerveza local.
El resto se ubica en la calle Krasnyy Av, House 24.

Para terminar el día les recomendamos el mejor lugar de la ciudad en comida italiana: Papa Carlo! Es una de las primeras trattorias italianas en abrirse. Venden pizzas para llevar, es pequeña, pero acogedora. Está muy bien esperar un poco para sentarte y disfrutar de sopas, pastas y pizzas en el mismísimo lugar. Papa Carlo está en la calle Lazurnaya St., 4/3. Si queres info para ver más ingresa en https://pizzacarlo.ru/. El único problema es que la página está en ruso.

Plaza Lenin.

En el medio de la ciudad, sobre la avenida del mismo nombre, se encuentra la Plaza Lenin con una estatua que la corona en su frente. La estatua es imponente y destaca uno de los aspectos que más nos sorprendieron de la ciudad: el viento. La capa de Lenin vuela, seguramente por este motivo, y su mirada desafiante mira hacia el otro lado de la calle. La plaza está en lo que fue el centro soviético de la ciudad, de la antigua Unión Soviética.

Al costado de Lenin, estas enormes estatuas de guerreros rusos armados.
Hacia el otro costado, una pareja de campesinos alzan una hoz
y la espiga en referencia al mundo obrero. Detrás, el teatro de la Ópera y en el medio, un gran parque.
Tsentralnyi Park.

En busca del verde. Lo más llamativo de estas ciudades rusas que venimos recorriendo es que además de ser inmensas en sus construcciones y avenidas, tienen todas grandes parques y paseos al aire libre. Durante este paseo por el parque Tsentralnyi vimos ardillas, muchos tipos de pájaros, juegos para niños y un sendero principal que te va llevando al ritmo de los altos pinos. Un sitio recomendado para descansar y caminar.

Quizá también para definir aquí cuál será la próxima  parada en el tren transmongoliano. 
Estatuas en la puerta del Mercado Central, en la calle Michurina St., 12.

El mercado central de Novosibirsk vende comidas frescas, frutas, verduras, pescados y todo tipo de especias y semillas. Paseamos por aquí un rato mientras buscábamos un imán de recuerdo de la ciudad. Como en otras ciudades también hay estatuas callejeras. Lo ideal es ir al mediodía porque cierra temprano por la tarde y no te pierdas! Es bastante grande y se conecta con otros shoppings y locales de la zona.

El siguiente viaje en tren

Armar la mochi y volver al tren.

Después de un largo día a pie, descansamos y nos fuimos al tren nuevamente. Nos esperaban 31 horas de tren hacia Irkutsk, en camino hacia el Lago Baikal, el lago más profundo del mundo.

El sector vip de la estación.
Ticket hacia Irkutsk que compramos en la estación de Novosibirsk.
A partir de Novosibirsk todos los tickets de tren los fuimos comprando sobre la marcha.

Sacamos compartimiento de a dos, justo al lado del de la prodvonika (auxiliar).

Hasta la próxima parada viajerxs:
Irkutsk y la aventura hacia el Lago Baikal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *