Dentro del cuento medieval, Zagreb

LA ALDEA ENCANTADA. TEJAS TERRACOTA Y BRUMAS COLOR VERDE.

En ese entonces, un viaje por los Balcanes, dejábamos atrás Hungría y por una puerta antigua de piedra, la única que sobrevivió de una ciudad amurallada que estaba divida en dos, ingresamos a la capital de Croacia. ¿Un país históricamente nuevo? Un poco sí y mucho no. Formó parte de la ex Yugoslavia y se separó en 1991, lo que llevó a cuatro años de guerras civiles, tras lo cual los conflictos cesaron recién en 1998.  A pesar de haber visitado su capital, Croacia es famosa por sus islas y playas cristalinas en el Mar Adriático.

DESCANSO A LOS PIES DE LA MURALLA.

Zagreb es la única ciudad en la que estuvimos y vimos realmente que las farolas de las calles se sigan encendiendo manualmente con llavecitas de gas, cuando es posible verlas en muchas ciudades que han sido antiguos burgos medievales. Ver a estos faroleros a la noche, por las calles de piedra, en medio de claros oscuros fantasmagóricos, la hicieron inolvidable.


ESTACIÓN CENTRAL DE ZAGREB, GLAVNI KOLODVOR.

¿Cómo llegamos?

Desde Hungría viajamos en tren, el trayecto dura unas 6 horas y sale a las 6.30 de la mañana de Budapest. Tiene buena frecuencia. Podes chequear en la página oficial de OBB otros trayectos. La estación de destino es Zagreb Central o Glavni Kolodvor, tenelo en cuenta al momento de sacar pasajes.

    Página oficial del tren: https://www.oebb.at/en/
    Otras formas de llegar, si venís en avión, es con Croatia Airlines y Lufthansa, que ofrecen vuelos regulares desde Europa. 

CIUDAD ALTA – CIUDAD BAJA

De paso o hacia la costa dálmata

Puede que estés aquí de paso hacia la costa dálmata, playas como Dubrovnik o Split, pero, sin dudas, la capital no tiene desperdicio. Su arquitectura es de estilo austrohúngaro y medieval a la vez. La ciudad desde sus inicios estuvo divida en dos: Gradec y Kaptol. Un puente las separaba, bajo el cual pasaba y pasa el río Medvescak, hasta que en 1851 se decidió unirlas dando a la actual Zagreb como resultado.

El centro histórico se encuentra en altura, es la zona alta medieval, que se diferencia de la zona baja o moderna. Para acceder a la zona alta, además de caminando, se llega con el funicular que une ambos lados, y el tranvía que recorre toda la ciudad. El tranvía es el transporte más usado por los locales y turistas. La forma más sencilla de viajar, se compran los billetes en algún kiosco y luego se validan al subir, aunque debemos destacar que no encontramos nunca las máquinas para hacerlo y que tampoco lo solían pedir. 

Sitios destacados de la ciudad alta medieval

PLAZA KAPTOL, EN EL CENTRO UNA GRAN ESTATUA
DE LA VIRGEN MARÍA SOBRE UNA COLUMNA
Y EDIFICIOS ANTIGUOS A SU ALREDEDOR.
CATEDRAL DE LA ASUNCIÓN.

En frente de la Plaza Kaptol  (del cabildo) se encuentra la Catedral de la Asunción: sus torres se ven desde toda la ciudad y el detalle de los relieves en la entrada principal es una obra de arte en sí misma.

IGLESIA DE SAN MARCOS. 

En esta foto, el sitio más fotografiado de Zagreb: la iglesia de San Marcos. En la plaza homónima, fue construida en estilo románico durante la Edad Media y luego reconstruida parcialmente en gótico. Lo llamativo son las 15 esculturas que enmarcan la arquitectura, no puede faltar claramente el león, que simboliza al apóstol San Marcos. En el techo con azulejos se representan el escudo de Zagreb (derecha) y el del Reino de Croacia (izquierda).

DETENTE EN LAS TONALIDADES DE LAS PIEDRAS DEL SUELO DE ESTA PLAZA.

En la Ciudad Alta también te recomendamos visitar el Mercado de Dolac: emblema de la ciudad medieval. Bares, puestos de comida y frutas. Una fiesta de sabores. Se venden también flores de lavanda, por eso podrás ver que lo llaman el Mercado de las Flores. Lo vas a distinguir muy fácil porque las sombrillas de los puestos son todas rojas y bajitas. Se alza aquí desde 1930 y abre desde temprano a la mañana hasta el mediodía. ¡No te cuelgues!

CAMINANDO HACIA LA IGLESIA DE SAN MARCOS. 

En nuestra estancia en Zagreb jugamos a buscar cuántas partes de muralla veíamos en espacios inesperados y la famosa Puerta de Piedra. Parte de la muralla, que aún sigue en pie, torreones y la puerta de piedra son el antiguo fuerte e ingreso, único que sobrevivió al devastador incendio de 1731. Junto con todo Kaptol forman el círculo medieval en la colina Gornji Grad. En el incendio solo una imagen de la Virgen sobrevivió sobre un acceso y se hizo de este sitio un santuario, además de ser hoy día la patrona de la ciudad.

En donde las aguas se unían

Para salir a comer te recomendamos visitar la zona de unión entre la Ciudad Baja y la Alta, calles como Tkalciceva y Radiceva concentran la mayor cantidad de restaurantes. La primera es peatonal y tiene bares de todo tipo. La comida típica de aquí es el strukli: un tipo de pasta rellena con queso y crema. Vale la pena probarlo y acompañarlo de alguna cerveza local. 

 LADO B. OTRAS RUTAS EN CIUDAD ALTA.

El Museo de las Relaciones Rotas

Extrañísimo y único es el Museo de las Relaciones Rotas. La colección consta de elementos personales con anécdotas y fichas que cuentan historias de relaciones que se han terminado de todas partes del mundo. Desde ositos de peluche, prendas de vestir, regalos, etc. Recuerdos que conmemoran historias únicas, contingencias de cada persona con un paseo por las entrañas de relaciones rotas, a veces bizarras y otras realmente conmovedoras. Abre desde las 9 hs y cierra, según épocas del año, entre las 21 o 22 hs.

Si queres tener una gran vista de la ciudad para apreciar sus tejas uniformes y antiguas podes subir a la  Torre Lotrscak. Abre a las 9 hs y para subir a la terraza te cobran unas 20 kunas/2,70 euros aprox.

La ciudad baja y la moderna Zagreb

La Ciudad Baja, construida alrededor del siglo XIX, mantiene los lineamientos europeos de avenidas amplias con salidas laterales y una arquitectura más bien organizada y moderna. Entre palacios muy suntuosos, se destacan edificios públicos importantes para el país como el Teatro Nacional, el Museo de Arte y Artesanías y la Estación Central de Tren Glavni Kolodvor.

Un punto de reunión destacado es la Plaza de Ban Josip Jelacic: centro urbano y en donde se montan ferias y espectáculos desde sus inicios. ¡Cuidado con el tranvía! En los alrededores hay varios bares y locales de compras, para pasear y descansar. 

PABELLÓN NACIONAL DE ARTE.

En la plaza Tomislav se encuentra el Pabellón Nacional de Arte, que ofrece arte croata e internacional con muestras temporales. Abre de martes a jueves de 11-22 hs, los viernes solo hasta las 21 hs y los fines de semana hasta las 20 hs.
NO abre los lunes. El que avisa…


AUNQUE UN CEMENTERIO SUENE OSCURO,
EN SU FACHADA ENCONTRAMOS ESTE VEHÍCULO MULTICOLOR
.

El Cementerio de Mirogoj

¿te resulta extraño visitar un cementerio? Pues a nosotros no, la realidad es que muchos cementerios antiguos fueron elaborados bajo cánones de arquitectura majestuosa que merecen una visita. En este caso, uno de los más bonitos del mundo, alejado de la ciudad, en la montaña de Medvednica, fue diseñado por Bollé y todo su aire verde y renacentista es encantador. Es reconocido, además, por albergar almas de variadas religiones. 
En el jardín encontramos monumentos a la Primera Guerra Mundial y a la independencia croata.

Para llegar tenés que tomar el bus 106 desde el centro de la ciudad. Te deja justo en la puerta. Para volver, enfrente tenés la parada de regreso. Tiempo de viaje: 15 minutos. 

Un jardín mágico en la ciudad

El jardín botánico de Zagreb continúa con la constante verde y natural que posee Croacia entre todos sus paisajes. Tiene más de diez mil especies de plantas y es un sitio ideal para descansar y tomar aire fresco. Cuando lo visitamos llovía y eso logró que veamos al jardín de otra manera, con otros olores, sonidos, y las plantas florecientes por el paso del agua.

La entrada es gratuita y además de influir en las investigaciones de botánica de la ciudad y del país, forma parte de la «herradura verde » que tiene Croacia. Esta herradura deviene de la forma que tienen estos jardines y que se encuentran por todas las ciudades croatas. Son verdaderos pulmones.  Notarás que su aire fantástico y laberíntico es por ser de estilo inglés, con estanques, puentes, invernaderos y caminos de grutas.

Otras visitas cercanas

Y sííí, ya que estás acá podes recorrer la costa dálmata, playas como Dubrovnik y Split. También se organizan visitas a los lagos y cascadas de Plitvice o el Parque Nacional Paklenica. 

Otra manera de conocer el pasado de Croacia es hacer el Camino de los Castillos. Trakošćan, Varaždiny y Predjama son algunos de los castillos más visitados, es una visita posible de hacer en un día aunque es recomendable elegir uno solo para no estar tanto a las apuradas.

Tips RBF

  • Si bien Croacia forma parte de la Unión Europea desde 2013 su moneda es la KUNA. Los euros los aceptan ocasionalmente.
  • Dónde dormir en Zagreb: La mejor zona y con precios razonables es Gornji Grad o Ciudad Alta. Entre la estación de tren y el centro urbano. De fácil movilidad y accesos.
  • El transporte está en todas sus formas, pero la mejor manera de moverte dentro es en bus o en tranvía. Aprovecha que es una ciudad bastante pequeña para caminar, es un buen modo de conocer y sorprenderte por libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *