Volendam y Marken, vuelta alrededor de Amsterdam

Casitas de los pueblos pesqueros.

En nuestra estadía en Amsterdam, Holanda, visitamos Volendam y Marken. Ambos son pueblos pequeños de Holanda, que mantienen sus tradiciones y su estilo fantástico.

Unos pases de pelota con un ciudadano autóctono.

Como llegados a un cuento de hadas bajamos del autobús en el centro de Marken. Este lugar nació como una isla autónoma, que, luego, con la construcción de un dique de separación, se transformó en una península hacia 1957.


Dado que sufrió muchas inundaciones, sus casas están construidas en zonas altas y conservan el estilo medieval, son de madera y todas pintadas por igual. Sus jardines están decorados y bordean los canales del pueblo. Este paraíso, como Edam y Volendam, cercanos entre sí, son patrimonio nacional de Holanda, y se encuentran bajo su cuidado y protección.

Los típicos suecos holandeses cuelgan y decoran las ventanas.

Marken es un pueblo pequeño de pescadores y en donde sus canales, sus puentes, todo es de madera y encantador. Al haber estado tanto tiempo alejados de los demás pueblos han desarrollado hasta un dialecto propio del holandés.
Definitivamente visitar estos pueblitos no tiene desperdicio y lo recomendamos para alejarse un poco del trajín de la ciudad de Amsterdam.

¿Cómo llegar a Marken y Volendam?

– Desde la estación central de Amsterdam, seguir las indicaciones que llevan hacia la parada de autobuses, es bien al final y atrás de todo.

Existe el pase Waterland con un valor de 10€ y te permite subir y bajar cuantas veces quieras de los buses que recorren Edam, Volendam y Marken.

Líneas de colectivos que te llevan:
Hacía Marken desde Amsterdam: 315
Entre Edam y Volendam: 110/118


Entre Edam y Marken se halla otro pueblo pesquero de aires fantásticos y
con un paseo marítimo de cuento: Volendam. Hoy en día esta aldea, además de la pesca, se dedica al turismo y a su tradicional fabricación de quesos. Entre las comidas típicas para probar que encontrarás en el paseo también tendrás la opción de vestir los trajes tradicionales de Holanda y admirar los suecos autóctonos.

No te pierdas de recorrer estos pueblos de encanto. Se dice que algunas escenas del pueblo de la película Big Fish se inspiraron en este lugar. Aprovecha para almorzar o merendar en sus locales antiguos del centro del pueblo, en donde una atmósfera fantástica se apodera de todo el lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *